En San Juan en cuarentena bajaron los delitos hasta un 96%

El 20 de marzo el presidente Alberto Fernández dispuso el aislamiento obligatorio para evitar la propagación del coronavirus en el país. Los negocios cerraron, la actividad en los centros de salud cambió y la cotidianidad de la ciudadanía pasó a ser otra. Los controles policiales y el descenso del tránsito de personas trajeron otra consecuencia aparejada: la baja del delito en toda la provincia. En algunos departamentos llegó a descender hasta un 96,87%. El mapa de lo que pasó en cada distrito provincial.

Los números son del período comprendido entre el 20 y el 31 de marzo. En esos once días en el 2018 se registraron 162 hurtos, 256 en el 2019 y en el 2020 25. En cuanto a los robos, en el 2018 hubo 195 denunciados, en el 2019 224 y en el 2020 24. Al comparar la totalidad de los robos y los hurtos producidos en el 2019 y en el 2020, se puede decir que bajaron un 89,79% en San Juan. 

Cuando los datos fueron tomados, las comisarías todavía se denominaban regionales y no departamentales como ahora.

La Regional Capital reunía a comisarías de Capital, Santa Lucía y Rivadavia. En el 2019 hubo 160 hurtos y robos denunciados en los últimos once días de marzo mientras que en el 2020 apenas 6, lo que implica una reducción del 96,25%.

La Regional Noroeste aglutinaba seccionales de Chimbas, Albardón y Rivadavia. En el 2019 hubo 104 denuncias por robos y hurtos, en el mismo período de tiempo del 2020 la cifra cayó a 14, un descenso del 86,5%.

La Regional Sur incluía comisarías de Rivadavia y Rawson. Entre el 20 y el 31 de marzo del 2019 hubo 129 robos y hurtos registrados mientras que en el 2020 22, una baja del 82,94%.

La Regional  Este concentraba las seccionales de Caucete, 25 de Mayo, 9 de Julio, San Martín y Angaco. Allí en el 2019 hubo 55 denuncias de robos y hurtos mientras que en el 2020 apenas 6, lo que implica una reducción del 89,09%.

Por último, la Regional Oeste incluía a las seccionales de Zonda, Ullum, Calingasta, Iglesia, Jáchal y Valle Fértil. En el 2019 hubo 32 robos y hurtos mientras que en el 2020 apenas uno, lo que implica una baja del 96,87%. El único hurto denunciando se produjo en Calingasta. En el resto no se recibió ni una sola denuncia por este tipo de delitos.

Los únicos delitos que se mantuvieron estables fueron los de violencia de género. El mismo panorama se registró en todo el país.

San Juan es una de las provincias del país en la que más bajó el delito. En Buenos Aires un 60,54%; en Córdoba un 88% y en Chubut un 90%, un porcentaje similar al de San Juan. La explicación de la baja de las denuncias de delitos implica un cóctel de factores: por un lado, menos circulación en la calle y un mayor patrullaje policial en las calles.

Deja tu Comentario