Trotta: Todo el país va a estar mirando a San Juan en la vuelta a clases

El mismo día que el Ejecutivo local dio a conocer el protocolo para el regreso a clases en la provincia DIARIO DE CUYO entrevistó Nicolás Trotta, ministro de Educación de la Nación. El alfil de Alberto Fernández destacó el trabajo que hizo la gestión uñaquista para volver el 10 de agosto a la presencialidad. En ese marco, aseguró que es la primera provincia del país que retornará a las clases, por lo que todo el país estará mirando ese día a San Juan. Además, dijo que sería contradictorio no tener vacaciones de verano, ya que es mucho el esfuerzo que se han hecho tanto los docentes como por los padres. Por otro lado, dijo que con tres o cuatro semanas más de clases en el año, no se va a resolver el impacto de la pandemia en la educación y que la reorganización educativa se va a extender, al menos, por dos años más.

- En San Juan las clases presenciales arrancan en una semana. ¿Qué le llamó la atención del protocolo local?

- Es el primer protocolo que presenta una provincia. Hay otros distritos, como Catamarca y Santiago del Estero, que están empezando las clases el 18 de agosto y el lunes empieza la concurrencia de docentes. La primera provincia que proyecta la presencia de los chicos, en 14 de los 19 departamentos, con un regreso parcial y escalonado, es San Juan. El Gobernador me manifestó que son unos 10.500 estudiantes los que regresan. Es una decisión muy correcta de Sergio Uñac empezar por localidades. El protocolo respeta lo acordado a nivel nacional, pero suma componentes de la realidad local. Para respetar el distanciamiento se establece que no todos los chicos pueden ir todos los días a la escuela.

- ¿San Juan es la primera provincia?

- Efectivamente. San Juan va a ser la primera provincia que va a tener presencialidad y se va a sumar a la única escuela que tenemos abierta en el país, que es la escuela Alfonsín de la Base Esperanza de la Antártida Argentina. Para nosotros es muy importante el paso que está dando la provincia. Reconocemos el compromiso que se la en la tierra de Sarmiento para ser la primera provincia que toma los recaudos, porque la realidad epidemiológica lo permite.

- Dada la realidad sanitaria provincial, donde no hay circulación viral ¿no cree que se podría haber comenzado en todos los departamentos?

- Compartimos plenamente la decisión del gobierno y la construimos juntos. El inicio en San Juan no es sólo importante para la provincia sino para toda la Argentina. Ese día todo el país va a estar mirando a San Juan que está dando el primer paso con mucha convicción. Vamos a poder ver en terreno cada una de las decisiones que hemos tomado. Va a ser un día muy importante para todo el sistema educativo. A partir de los resultados que tengamos y, si se mantiene la situación sanitaria, vamos a poder proyectar el regreso en el resto de los departamentos.

- ¿San Juan va a ser un ejemplo para otras provincias?

- Empezar en 14 departamentos y que después se puedan sumar los cinco restantes, nos va a dar la posibilidad de que otras provincias se vean reflejadas en ese espejo, para dar los pasos necesarios que no son sencillos. Los importante en San Juan es que se ha podido dialogar con todos los actores del sistema, que es la manera que creemos que hay que construir los consensos para el regreso.

"Las aulas van a ser más heterogéneas porque el aprendizaje ha sido distinto en cada casa".

- Si se mantiene el estatus sanitario, ¿cuándo cree que se puede habilitar el regreso en el resto de los departamentos?

- No podría decir una fecha. Lo que vamos a hacer con el Ministerio de Educación, que conduce Felipe de los Ríos, es un análisis de la primera semana de regreso. Vamos a tener en cuenta la realidad epidemiológica para ver cuándo podemos dar el regreso a esos cinco departamentos. La decisión del momento, cuándo, es del Gobernador. Tanto Uñac como nosotros, pretendemos un regreso seguro. Hay que ir paso por paso.

- A nivel nacional, en lo que resta del año ¿va a existir algún momento en el que todas las provincias tengan presencialidad?

- No lo podemos garantizar. Es nuestro objetivo. Depende de la realidad epidemiológica. En el caso de Buenos Aires, en la región metropolitana, de no cambiar esa realidad es irresponsable proyectar un regreso. No vamos a proyectar una vuelta hasta que estén dadas esas condiciones sanitarias. La prioridad es cuidar la salud de los estudiantes y los docentes.

- Si no hay circulación viral, ¿podría haber un regreso total? Más en las áreas rurales.

- La clave es el distanciamiento y para eso es importante la infraestructura escolar. Si en una escuela puede garantizar el distanciamiento, volviendo todos los estudiantes, pueden volver todos. Lo que manda es el espacio por más que no haya circulación, porque la circulación es imperceptible.

- Al tener en cuenta que en San Juan las clases comienzan en una semana y no hay plazo en el resto del país ¿podrá haber clases presenciales en enero y febrero?

- No es algo que hayamos debatido en el Consejo Federal. Si pensamos que los maestros están haciendo un enorme esfuerzo y que están trabajando con muchísimo compromiso y vemos que los chicos, con sus diversidades, están aprendiendo en casa con mucho esfuerzo de ellos y su familia, tras el trabajo hecho, sería contradictorio no tener vacaciones. El tema es más complejo porque vamos a tener un proceso de reorganización general. No es que el impacto de la pandemia en el campo educativo lo resolvemos con tres o cuatro semanas más de clases. Va a implicar una reorganización que se va a extender a 2021, 2022 y, de ser necesario, en 2023. Además, hay que poner el foco en los chicos que cada año salen del secundario. A ellos les tenemos que garantizar los aprendizajes. Además, no renunciamos en ningún momento a garantizar los aprendizajes ni la calidad de esos aprendizajes. Por eso, con alguien que está en primer grado, vamos a tener 11 años por delante para articular lo que ha sido este impacto de esta pandemia. En el caso de los chicos del último año, vamos a desarrollar módulos específicos para garantizar los aprendizajes, con una temporalidad adicional a lo que pueden llegar a tener los chicos de los otros años.

- ¿Esto es, extender el ciclo lectivo un poco más para aquellos chicos del último año?

- Sí. Ahí lo tenemos que hacer para garantizar esos aprendizajes. Estamos trabajando en módulos específicos presenciales para el primer trimestre o cuatrimestre del año próximo. Eso lo estamos trabajando en articulación con los organismos de educación superior, esto es, universidades e institutos terciarios. Respecto a las clases en enero y febrero, en grandes extensiones del país la infraestructura escolar no está preparada para las altas temperaturas.

- En San Juan hay días de verano que superan los 40 grados...

- La aulas no están preparadas para esas temperaturas.

- ¿Ya está definido cómo se van a implementar esos módulos presenciales?

- Ese es uno de los temas que tenemos que discutir y trabajar con todas las jurisdicciones para que haya una mirada común en todo el país. Con la complejidad de que va a haber distintos momentos de regreso al aula. Eso va a implicar distintas soluciones para distintos lugares de nuestro país.

- ¿Esos módulos presenciales se darán a partir de febrero?

- Lo podemos hacer en febrero, marzo y abril. Queremos garantizar que los chicos que van a ir a la universidad o a un instituto terciario, no van a perder el año. Por eso estamos hablando con las universidades para que esos módulos adicionales los puedan llevar adelante ellos. Prevemos que el cierre de la educación secundaria se haga en el ámbito universitario. Primero porque queremos que haya articulación entre los dos niveles y segundo por el problema de infraestructura que vamos a tener. El año que viene vamos a tener dos quinto año, los que están terminando y los que están empezando. Eso impacta no sólo en lo edilicio sino también en los docentes.

- Qué pasa con el resto de los chicos ¿cómo Nación va a asegurar que quien pase de grado o año tenga los conocimientos básicos?

- Se hará en articulación con las provincias en el marco del Consejo Federal de Educación. Tenemos que garantizar que el aprendizaje se dé efectivamente en el aula. Para eso tenemos que, al momento de regresar a la presencialidad, poner en valor lo que se aprendió de manera desigual o heterogénea en los hogares. No vamos a acreditar todo, por ejemplo, el tercer grado. Vamos a acreditar aquellos saberes que se aprendieron en este año excepcional. Esto quiere decir que una niña que pasa a cuarto grado, en el primer tramo de su cuarto grado, en un esquema de reorganización, tendrá una propuesta pedagógica que va a iniciar con los contenidos pendientes del tercer grado. Una vez que se termina eso, se va a comenzar con el cuarto grado. Eso va a implicar que, muy probablemente, el año que viene no se termine con la propuesta pedagógica de cuarto grado. Entonces, cuando pasemos a quinto, vamos a tener que rearticular y, de ser posible, lograr resolver el impacto de la pandemia. No hay problema si nos lleva más tiempo. Habrá una reorganización de toda la propuesta pedagógica para los próximos años.

- ¿El ciclo lectivo nacional, va a finalizar en diciembre? San Juan lo previó para el 18 de ese mes.

Todo lo que es el cierre del ciclo lectivo, va a ir de la mano de las distintas realidades que va a transitar nuestro país en cuanto a días presenciales en las aulas porque la realidad epidemiológica es distinta en cada distrito.

- ¿Van a haber fondos nacionales para asegurar la infraestructura necesaria en cada escuela?

- En el caso del distanciamiento físico, ningún país lo ha encarado con infraestructura. El distanciamiento implica una reorganización de la actividad escolar. Donde había 30 estudiantes, ahora tiene que haber 15 o 10 por vez, para sostener el metro y medio de distancia. Lo que sí se tiene que garantizar son las cuestiones básicas, como el acceso al agua, buen estado del bloque sanitario y elementos de limpieza. En ese marco, estamos trabajando con todas las provincias para otorgar 1.800 millones de pesos para infraestructura escolar y 500 millones que van directo a las escuelas, hasta 50 mil pesos, para la adquisición de insumos de limpieza.

- ¿Cuánto de ese monto le tocará a San Juan?

- Es por cantidad de proyectos que presenten cada una de las jurisdicciones.

- ¿Los 1.800 millones de pesos es para todo el país?

- Sí. Para todo el país. Es un recurso complementario de lo que está invirtiendo cada provincia.

- ¿Cuándo se podrán enviar esos recursos a San Juan?

- Se ejecuta por proyecto. Cuando se apruebe, inmediatamente se gira, según los requerimientos de cada provincia. Vamos a priorizar la vulnerabilidad socioeconómica de cada establecimiento educativo y la realidad general de cada provincia.

"El crédito para computadoras se va a extender a los universitarios"

- ¿Hay algún tope por provincia?

- No. Todas están trabajando en la finalización de los proyectos. El compromiso de la provincia y de la Nación, en el marco de los protocolos aprobados, es que si hay una escuela que no garantiza la aplicación del protocolo, es una escuela que no puede recibir a los estudiantes.

- Hace algunos días se definió que el Fonid (Fondo de Incentivo Docente) se extiende hasta noviembre. ¿Se puede extender más allá de ese mes?

- Ese mes vamos a tener la paritaria nacional docente y lo vamos a ir discutiendo mientras llegamos a esa fecha. La extensión por cuatro meses de la duplicación del incentivo docente, implica una inversión que supera los 6.000 millones de pesos. En ese marco, vamos a sostener cada uno de los aspectos que sean necesarios.

- ¿Le llamó la atención que se acabara el stock de créditos que dispuso el Gobierno para que los docentes adquieran computadoras?

- Eso marca una enorme necesidad del sector docente. Fue muy complejo hacernos de ese stock. El problema no es el aporte que pueda hacer el Ministerio de Educación para subsidiar la tasa o de los recursos del Banco Nación, que ayer (por el viernes) confirmamos que le vamos a dar continuidad a esos dos aspectos. Hoy el cuello de botella se vincula al stock disponible en Argentina, no solo a la alta demanda, sino a también a lo que ha sido la desarticulación del sector de la electrónica de los últimos años. Con las cámaras hemos previsto articular que exista una propuesta semanal de stock para poder abrir cada semana una oferta de créditos para los maestros.

- ¿Cuándo cree que se podrá lanzar un nuevo stock?

- El lunes voy a tener una planificación para los próximos meses con compromisos semanales de stock. Hay parte de los equipos que es ensamblada aquí y otra parte que es importada. Este plan va de la mano de un proceso de fabricación de computadoras locales que estamos iniciando para arrancar nuestro plan de conectividad.

- ¿De qué se trata el plan?

- Son computadoras distribuidas para los estudiantes.

- ¿Habla de un plan similar para los alumnos?

- Pero no por créditos. Son computadoras que van a ser distribuidas. Vamos a garantizar en este 2020 la distribución de computadoras a todos nuestros estudiantes que comiencen el ciclo básico orientado del secundario.

- ¿Será como fue en su momento el Plan Conectar Igualdad?

- Sí. En el caso de San Juan, como hay hasta sexto año, es sólo para los chicos que el año que viene ingresan al quinto año del secundario.

- ¿Cuándo estará en marcha ese programa?

- Estimamos que entre octubre y noviembre vamos a poder estar entregando las primeras computadoras. Queremos que desde ahora hasta el inicio lectivo del año próximo, todos esos estudiantes tengan una computadora.

fuente: diario Cuyo

Deja tu Comentario