¿El Patón Chauza?

Aunque Tapia dijo que "hay que respaldarlo", si sigue el DT en la nueva AFA no le ven futuro a la Selección: el volantazo es ahora o nunca.

Al técnico hay que respaldarlo”. Chiqui Tapia, nuevo presidente de AFA, es políticamente correcto y evita decir lo que sinceramente piensa. Ahora cuida mucho más sus palabras. Sabe que hay que modificar el futuro de la Selección, que el ciclo de Bauza debe ser revisado, pero no quiere dar un golpe de timón en su primera conferencia.

“No sé por qué tantas preguntas sobre mi continuidad”. El Patón, en realidad, lo sabe. Conoce bien la causa por la cual, tras la derrota con Bolivia, cuatro de las diez preguntas que le hicieron en la conferencia fueron sobre su continuidad. Con esa respuesta, sólo buscó cortar el tema. Pero en otras demostró estar al tanto de qué va el asunto. Desde el “a mí no me tuerce nada ni nadie” hasta “la lucha continuará”. Lo concreto es que el DT de la Selección está casi fuera de combate.

“Los técnicos siempre dependemos de los resultados, eso no es nada nuevo”, dijo, también. Sin embargo, no es sólo ese aspecto lo que lo está por sacar del cargo. Es cierto, desde los números su campaña no es la esperada. Tomó el equipo tercero y, ocho partido después, el pasaje a Rusia 2018 está apenas un pasito arriba, en Repechaje. Su ciclo fue inestable en todo sentido y Messidependiente por doquier (sin Leo apenas logró dos puntos sobre 12).

Sin embargo, y aunque los resultados tampoco lo ayudan, la cuestión, la madre de todas las cosas, es que la nueva dirigencia que asumió ayer en la AFA considera que no es el DT indicado para este momento de la Selección y, menos que menos, para jugar en Rusia con cierta expectativa. “Así podemos ir al Mundial, pero no tenemos futuro”, se escuchó entre quienes desde hoy habitarán la sede de Viamonte. “La mayoría de los dirigentes no estamos de acuerdo con Bauza como DT de la Selección”, blanqueó luego Nicolás Russo, vocal de la nueva gestión. Parece, en ese sentido, cosa juzgada y si se le suma que la relación con los jugadores no está en su mejor versión... No son pocos los que se animan a afirmar que en estas horas se lo comunicarán al Patón.

Hay, de todos modos, algunos reparos a la hora de ejecutar ese plan. Claudio Tapia, el flamante presidente, no está del todo convencido de iniciar su gobierno con una determinación tan fuerte. Pero su laderos más influyentes, Angelici y Moyano, no tienen dudas de que Bauza debe dejar la Selección y que tienen que ir a buscar un reemplazante capaz de encaminar al equipo en las cuatro fechas finales (tres sin Messi) y después conducirlo con alguna esperanza en el Mundial.

En esa búsqueda, el nombre que vuelve a tomar forma es el de Jorge Sampaoli. “Hay técnicos indiscutibles como él y Simeone”, agregó ayer Russo. Y se sabe que Angelici tiene muy buena relación con el presidente del Sevilla aunque aún no hubo ningún contacto con el DT de Casilda. Como si fuera poco, Sampaoli se muere por dirigir a la Selección, algo que no le pasa a Simeone, el otro gran candidato. En su momento, cuando sonó como gran prioridad tras la partida de Martino, el coach de Sevilla dejó una frase que todavía sostiene con igual ilusión: “Si me ofrecen el cargo, me voy nadando”. Hoy su salida sería más sencilla, por lo antes mencionado y porque con el pago de una cláusula a mitad de año -1.500.000 de euros- se obtendría su libertad.

No hay muchos registros de que la Selección haya cambiado tres técnicos en una misma Eliminatorias. Las últimas veces, a lo sumo, llegó a dos: Bielsa-Pekerman, Basile-Maradona, Batista-Sabella o, como hasta ahora, Martino-Bauza. Pero la nueva dirigencia entiende que esta vez no hubo un cambio de rumbo sustancial como en las otras ocasiones. Y de algún modo, el efecto Tité influye. Ven en Brasil una mancomunión de resultados, funcionamiento y feeling DT-jugadores que el Patón no logró nunca. Y consideran que si hay un momento para pegar un volantazo a tiempo es ahora: con la Selección todavía en carrera por clasificar y con tiempo como para poder bailar la sampa en Rusia 2018.

Olé

Deja tu Comentario

<