Le dieron 20 tiros frente a todos por una pelea sentimental

“Me tuve que tirar encima de mi tío para que este tipo le dejara de disparar. Fueron más de 20 tiros”, contó Antonela Fote sobre el hecho de violencia que dejó a su familiar internado en grave estado. El hecho de sangre ocurrió en la tarde del sábado en el pasaje Bernabé Aráoz, en el barrio Vernet, en Cevil Redondo. Tucumán. Una disputa por motivos sentimentales habría originado el sangriento suceso. A las 18.40, Juan José Tévez, de 45 años, se presentó en la casa de su ex pareja, donde también residen sus hijos. Habría discutido fuertemente con la mujer y (de acuerdo con las fuentes policiales) se retiró del domicilio. En la calle se habría encontrado con un vecino, Ángel Ricardo “Papaya” Frías, quien mantendría una relación sentimental con la ex pareja de Tévez.

Los hombres comenzaron a pelear. Según declararon los familiares de la víctima, Frías fue hasta su casa y regresó empuñando el arma con la cual acribilló a Tévez. “El agresor estaba fuera de la casa. Empezaron a discutir. Primero fue una pelea de mi tío con su ex. También con sus hijos. Este Frías estaba afuera. El problema es amoroso, la ex de mi tío anda con Frías”, contó Fote, la sobrina del baleado. “El tipo vino a pegarle a mi tío y pelearon, pero sacó el arma y empezó a hacer tiros. Había mucha gente en la calle y le tiró a matar. Cuando mi tío se dio vuelta, le dispara por la espalda”, agregó. Un vecino alzó a la víctima y la llevó en su auto hasta el CAPS San José. Desde allí lo trasladaron al hospital Padilla.

Luego fue derivado a un sanatorio céntrico, donde quedó internado en la sala de terapia intensiva. “Lo que recuerdo es que mi tio cayó y yo fui a auxiliarlo. Una multitud de gente llegó y entonces Frias se fue. Como no llegaba el 911, un vecino lo llevó en su auto al CAPS”, confirmó la joven. Mientras tanto, Frías ingresó al hospital Carrillo, de Yerba Buena, con una herida cortante en la cabeza. Las fuentes policiales informaron que quedó detenido. La ex pareja de Tévez declaró que estaba en su domicilio con sus hijos cuando llegó su ex concubino “y comenzó a gritar y a romper algunas cosas”. Entonces, sus hijos lo sacaron a la vereda. La mujer aseguró que no observó el incidente porque se quedó dentro de su casa.

Deja tu Comentario

<