Por primera vez en San Juan, irá a prisión a un hombre que atropelló y mató estando ebrio

Francisco Calvo recibió este miércoles la sentencia por haber atropellado en estado de ebriedad y causado la muerte a Sabrina Romano. La jueza Mónica Lucero, a cargo del Tercer Juzgado de Instrucción, decidió que deberá cumplir 4 años de prisión efectiva y por 10 años estará inhabilitado para manejar.

Calvo fue condenado por homicidio culposo agravado por ebriedad, ya que tenía 2,30 grs. de alcohol en sangre cuando manejaba su vehículo y embistió a la joven, que era policía y tenía una bebé de 10 meses, que iba en moto. Por la gravedad de las heridas, murió.

El hecho ocurrió el 27 de abril de 2017 cuando Sabrina se movilizaba en su moto y fue embestida por un auto Peugeot 405 conducido por Eduardo Francisco Calvo, en Lateral Oeste de Acceso Sur entre Boulevard Sarmiento y Calle 5, en el departamento Rawson.

Producto del impacto sufrió politraumatismos graves en su cabeza y fractura expuesta en una de sus piernas que horas más tarde, pasada las 17, le produjo el triste desenlace.

Deja tu Comentario

<